Un organigrama para una organización sin fines de lucro es una guía o plano que representa gráficamente la estructura orgánica interna y formal de una organización de manera objetiva y global.

Un organigrama se define como la representación gráfica de la estructura orgánica de una organización o de una de sus áreas, y debe reflejar en forma esquemática la descripción de las unidades, áreas o departamentos que la integran, su respectiva relación en la organización, niveles jerárquicos que se manejan y los canales formales de comunicación.

Los organigramas tienen por objetivo o finalidad mostrar:

  • Los principales estratos o niveles jerárquicos o gerenciales;
  • Las principales áreas orgánicas de la entidad;
  • Líneas de autoridad y comunicación;
  • Relación de autoridad con los colaboradores o subordinados;
  • Vías de supervisión;
  • Centralización o desconcentración.

Un organigrama puede contener diversos datos, entre ellos:

  • Título del documento;
  • Nombre de quien elaboró , dictaminó y autorizó el organigrama, y
  • Gráficos y simbología utilizada en la representación del mismo.

Un ejemplo de organigrama se muestra en el siguiente gráfico:

organigrama

Para crear un organigrama para una organización sin fines de lucro, se utilizan gráficos rectangulares y líneas que los conectan, comenzando por los rangos jerárquicos más altos de la organización. De allí que, el rectángulo más alto corresponde al nivel más alto en jerarquía, por ejemplo Presidente, Director Ejecutivo o Directora Ejecutiva de la organización. Este es un rectángulo más grande que el resto para representar la mayor jerarquía de la organización.

De la base inferior del rectángulo sale una línea central, que es la línea jerárquica central, la cual debe ser más gruesa que las demás.

En el nivel inmediato inferior al rectángulo inicial deben estar las asesorías o las asistencias al cargo principal.

ƒLuego de las asesorías estarán las unidades operativas, con cada una de sus clasificaciones o áreas respectivas, por ejemplo, Finanzas, Voluntariado, Proyectos, Autogestión, etc.

Un organigrama debe tener: sobriedad en el esquema, equilibrio en la distribución de los rectángulos, tipo de letra clara y de fácil lectura, proporcionalidad en los tamaños, líneas cuyo trazado no se cruce, y debe ser de fácil lectura e interpretación.

Fuente: Asociación Red de ONG de Guayaquil (AROG)

Califica esta respuesta: 4 (80%)

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *