La Ley Orgánica de Comunicación, en su artículo 10, establece las normas mínimas que la comunicación que realicen todas las personas naturales o jurídicas para difundir información, siendo estas:

  • Referidos a la dignidad humana:
    • Respetar la honra y la reputación de las personas;
    • Abstenerse de realizar y difundir contenidos y comentarios discriminatorios; y,
    • Respetar la intimidad personal y familiar.
  • Relacionados con los grupos de atención prioritaria:
    • No incitar a que los niños, niñas y adolescentes imiten comportamientos perjudiciales o peligrosos para su salud;
    • Abstenerse de usar y difundir imágenes o menciones identificativas que atenten contra la
      dignidad o los derechos de las personas con graves patologías o discapacidades;
    • Evitar la representación positiva o avalorativa de escenas donde se haga burla de discapacidades físicas o psíquicas de las personas;
    • Abstenerse de emitir imágenes o menciones identificativas de niños, niñas y adolescentes
      como autores, testigos o víctimas de actos ilícitos; salvo el caso que, en aplicación del interés
      superior del niño, sea dispuesto por autoridad competente;
    • Proteger el derecho a la imagen y privacidad de adolescentes en conflicto con la ley penal, en
      concordancia con las disposiciones del Código de la Niñez y Adolescencia; y,
    • Abstenerse de emitir contenidos que atenten contra la dignidad de los adultos mayores, o proyecten una visión negativa del envejecimiento.

Fuente: Ley Orgánica de Comunicación

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *