Se entiende por gestión de una organización social a la capacidad de canalizar la participación social y emplear debidamente los recursos disponibles para garantizar el fin social de la entidad. En cuanto a gestión de una organización social, existen las siguientes funciones básicas que deben considerarse:

  • Técnica: Relacionada con la prestación de servicios o la fabricación de productos.
  • Relaciones externas: Relacionada con la comunicación con terceros para dar a conocer las actividades de la entidad.
  • Administración y finanzas: Relacionada con la gestión de los recursos económicos y con el registro contable de las operaciones.
  • Recursos humanos: Relacionada con la administración del persona contratado y voluntario.
  • Dirección: Relacionada con el establecimiento de las políticas generales, las orientaciones estratégicas y la gestión de los recursos.

Fuente: Fundación Luis Vives

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *