La Ley de Seguridad Social en su artículo 2 establece que todas las personas que perciben ingresos por la ejecución de una obra o la prestación de un servicio físico o intelectual, con relación laboral o sin ella, están obligados a solicitar la afiliación al Seguro General Obligatorio provisto por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en particular:

  1. Las personas que trabajen en relación de dependencia;
  2. Las personas que trabajen autónomamente;
  3. Las personas con título profesional en libre ejercicio;
  4. Las personas que administren un negocio;
  5. Las personas dueñas de una empresa unipersonal;
  6. Las personas menores de edad trabajadoras independientes; y
  7. Las demás personas aseguradas obligadas a

    l régimen del Seguro General Obligatorio en virtud de leyes y decretos especiales.

Lo anterior significa en la práctica que en una organización de la sociedad civil todas las personas que colaboren con la organización deben estar afiliadas al IESS, exceptuando casos de trabajo voluntario y de servicios profesionales provistos por terceras personas.

Todo empleador o empleadora tiene la obligación de registrar a los trabajadores y las trabajadoras, a través del sitio web del IESS mediante el aviso de entrada, desde el primer día de labor y dentro de los 15 días siguientes al inicio de la relación laboral o prestación de servicios, según corresponda.

Fuente: Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS)

¿Te resultó útil esta información?

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *